Entre dos verdugos


Cada día me alejo más del amor

Y me acerco más a la muerte

TEXTURA


Margarita Londoño V.

Sao Paulo, noviembre 13/84


Sueño que soy vieja

y que soy joven.

Sueño que un hacha sanguinaria

raja mi carne en mil astillas

como si fuera leña seca.


Y sin embargo la sabia se derrama...

la sabia fresca

se vuelve tierra

se vuelve lago

pantano

y río.


PUDOR


Junio 29 de 1996


Te diré que sí cuando me vaya

porque decir que si es entregarse

y yo no me entrego de frente

tengo miedo a mis propias flaquezas.


Por eso te diré que sí cuando me vaya

y te quede sólo mi recuerdo

entonces disfrutarás de mi

te echarás encima de mi cuerpo

para violarme hasta que te canses

y todo esto pase cuando yo no esté.

N.N.


El frío llegó, agazapado,

entró como un intruso

por la ventana,

y habitó entre nosotros.


Sao Paulo,Julho 1 de 1984.

LO QUE ME ENSEÑAS

Cali, Junio de 1997


Madre, de todas las cosas que me diste,

la que más aprecio es la tristeza.

Ese deseo tuyo de sufrir por todo

me ha dado un gusto doloroso

de autocompasión y de melancolía.

Hiciste un corte en mi cabeza

para implantar allí el principio elemental

del sufrimiento.

Me educaste como alma escurridiza

que le huye espantada a la alegría

Y para aliviar el peso de la pena

me enseñaste el goce puro de un sollozo

y a encontrar la pena en los rincones.

Pero no reniego de ti, ni de mis pesadillas

reniego tan solo de estar sola

de no poder reírme a carcajadas

y de tenerle miedo a la alegría.

Sueño que estoy despierta

y estoy dormida

Mirándome sin descansar.


Me duele la piel-corteza

la carne-astilla

la sangre-sabia

sigue viva

circulando en todo

mi tronco-cuerpo

tendido

y río.


Poesía